Informe nacional de
desarrollo humano

Guatemala

Logo PNUD

Noticias

Michelle Bachelet: Informes sobre desarrollo humano, una visión humanista del desarrollo

Los Informes de Desarrollo Humano que elabora el PNUD han tenido gran repercusión en Chile. Cada uno de ellos ha generado un rico debate intelectual. Cada uno de ellos ha alertado a la comunidad nacional acerca de procesos sociales de gran relevancia, los que muchas veces son difíciles de percibir desde la intensa vida política. Y lo más importante: cada uno de estos informes ha ratificado la visión y el camino de desarrollo que hemos asumido como país. Una visión donde lo humano tiene mayor preponderancia que lo exclusivamente económico. Donde el desarrollo se mide desde la vara de las personas y no sólo de sus ingresos. Donde, en definitiva, se consagra una visión humanista del desarrollo y una visión progresista de la política.

Los Informes de Desarrollo Humano le han hablado a un Chile que se encuentra en pleno camino de modernización y desarrollo. Los Informes resaltan aquello que hemos hecho bien como país –que es mucho, según se aprecia en el avance que Chile ha tenido en los índices de Desarrollo Humano pero también, pone atención sobre aquello que falta para aumentar las oportunidades de toda la población.

Queremos naciones desarrolladas, pero también más justas y democráticas. El aporte de las investigaciones del PNUD nos ha permitido mirar nuestras sociedades más allá de lo material y son, además, un instrumento para medirnos y medir la calidad de nuestra política desde la vara de las personas.

Uno de los Informes plantea que el “Desarrollo Humano es el proceso de ampliación de la gama de oportunidades de que dispone la gente. La Seguridad Humana significa que la gente pueda ejercer estas opciones en forma segura y libre, y que pueda tener relativa confianza en que las oportunidades que tiene hoy no van a desaparecer totalmente mañana”.

Esta mirada, que compartimos plenamente, tiene implicaciones de política pública de gran trascendencia, puesto que inspira toda la concepción de derechos sociales garantizados que han impulsado en Chile los gobiernos democráticos, concepción que hoy es compartida por todas las fuerzas políticas y es asumida como un objetivo de toda la nación.