Informe nacional de
desarrollo humano

Guatemala

Logo PNUD

Noticias

Después de la firma de la paz

En 2016, los Acuerdos de Paz cumplen veinte años y con el tiempo ha aumentado su vigencia, porque abordan problemas estructurales que persisten.

El Informe Nacional de Desarrollo Humano 2015-2016: Más allá del conflicto, luchas por el bienestar  sostiene que el proceso de democratización en Guatemala, a partir de 1985 y el fin del conflicto armado interno que culminó con los Acuerdos de Paz en 1996,  facilitó condiciones para establecer una agenda de país con mayor justicia y equidad. No obstante, de forma contradictoria, se debilitó la capacidad pública para cumplir con los compromisos, mediante políticas de reducción de funciones del Estado y privatizaciones poco transparentes.

A lo largo de este período, destaca el Informe, procesos des-democratizadores han degradado la función pública y debilitado más al Estado, dejándolo vulnerable a la corrupción, cooptación, influencias sectoriales y mercantilización de las funciones estatales no privatizadas.

El vigésimo aniversario de la firma de la paz coincide con el balance de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y el inicio de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. Cada uno de estos procesos presenta una oportunidad para ver hacia futuro y renovar el compromiso con la paz.  El objetivo debe ser el de construir una sociedad donde los intereses, derechos y oportunidades de cada ser humano se encuentren en el centro.

Los Acuerdos de paz en cifras:

  • Las reformas fiscales tras el cese del conflicto mejoraron la recaudación fiscal, alcanzándose cerca del 12% con relación al PIB entre 2002 y 2006. Pero luego la tendencia bajó, alcanzándose en 2015 el mínimo del periodo, similar al punto de partida (cerca de 10%).
  • Se estima que de 1997 a 2001 el gasto público social, según los sectores priorizados en los Acuerdos de Paz, se incrementó de 3.5% a 6.1% con relación al PIB. Sin embargo, en los siguientes años no aumentó, produciéndose un rezago respecto a América Latina, cuyo gasto público social asciende a 18% del PIB en promedio.
  • La baja inversión social y el modelo económico obstaculizaron la reducción de la pobreza. La población en condición de pobreza multidimensional se redujo en los primeros años posteriores a los Acuerdos de Paz de 72% a 58%. Después de 2006, la pobreza se ha incrementado y alcanza a dos terceras partes de la población.
  • El índice de desarrollo humano mejoró a una tasa anual promedio de 2.3% entre 2000 y 2006. No obstante, entre 2006 y 2014 ese crecimiento se ralentizó a menos de 0.3% anual, registrando a partir de 2006 un estancamiento de las mejoras en salud y en los ingresos promedio de la población.infografia-3_digital-v5