Informe nacional de
desarrollo humano

Guatemala

Logo PNUD

Noticias

¿Cuáles son los vínculos entre trabajo y desarrollo humano?

Entrevista* a Luis E. Velásquez.-Velásquez, antropólogo y especialista en estadística del Informe Nacional de Desarrollo Humano del PNUD, habló en Hoy con la ONU sobre el nuevo Informe (Mundial) de Desarrollo Humano 2015: “Trabajo al servicio del desarrollo humano”. ¿Cómo está cambiando el mundo del trabajo? ¿Cómo afecta la globalización y el progreso tecnológico al mundo laboral? ¿Qué significa la desigualdad de género en el trabajo? Te invitamos a leer la entrevista completa y a encontrar las respuestas.

 

¿Qué rol desempeña el trabajo en el desarrollo humano de las personas?

Inicio recordando cuáles son los preceptos fundamentales del enfoque de desarrollo humano  y el paradigma de capacidades. Básicamente lo que propone el enfoque de desarrollo humano es una visión multidimensional del desarrollo que trasciende la parte económica. Es una propuesta que pone a la persona en el centro del desarrollo y que busca el florecimiento humano. Bajo este esquema general se visualiza el trabajo como un pilar del desarrollo humano. En ese sentido,  el informe plantea que el trabajo no solo es un medio para generar riqueza, sino también un mecanismo fundamental para combatir la pobreza, la desigualdad y dignificar la vida de las personas,  además de contar con otros componentes que están orientados al interés público, puesto que, en caso  del trabajo de cuidado de otras personas, se fomenta la cohesión y los vínculos entre las familias y las comunidades.  De manera que el trabajo se mueve del aspecto económico a otros aspectos que también son valiosos para darle sentido a la vida de las personas y a la vida en comunidad.

-El informe establece una clara diferencia entre el concepto de trabajo y el del empleo ¿podrías ampliarnos sobre los contrastes entre ambos conceptos?

El informe propone adoptar una definición más amplia de trabajo. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el trabajo se define como el conjunto de actividades humans remuneradas o no, que producen bienes o servicios que sirven para el sustento de las economías o también para el sustento individual de las personas. Por su parte, el empleo hace referencia a la realización de una actividad humana a cambio de un pago, sin importar la relación de dependencia.

Estos dos términos son importantes porque dentro del marco del informe el concepto de trabajo va más allá de la parte remunerada e incluye otro tipo de actividades, como por ejemplo: el voluntariado y el trabajo creativo, que son dos tipos de actividades que no se les da la suficiente importancia dentro del concepto de empleo, principalmente desde el punto de vista estadístico.  El informe hace hincapié en ver esas otras dimensiones y esas otras facetas que son también importantes y que son valiosas para las personas y la vida en comunidad.

-¿Existe un vínculo automático entre el trabajo y el desarrollo humano? ¿Es posible que todo tipo de trabajo promueva el desarrollo humano?

Esa pregunta se aborda ampliamente en el informe. Hay que tener claro que es importante disponer de un empleo, pero es más valioso aún que ese trabajo  cumpla con aquellos requisitos mínimos que lo convierten en un trabajo digno. Por lo tanto, no hay un vínculo automático entre el trabajo y el desarrollo humano. Cuando evaluamos la valía -por decir de alguna manera- del trabajo, es importante preguntarnos cuestiones como por ejemplo: si el trabajo es seguro, si no implica un riesgo a la vida y/o dignidad de la persona, si satisface las necesidades integrales del ser humano, si hay perspectivas de progreso dentro del trabajo y si existe un equilibrio entre este y la vida privada de las personas. También es importante evaluar si hay igualdad entre hombres y mujeres.

Hay una serie de trabajos que no contribuyen al bienestar y al desarrollo humano de las personas. Esto ocurre cuando no se da una remuneración justa, cuando se expone al trabajador a riesgos en su integridad física, en su salud, y cuando el trabajo es inestable en el tiempo. Pero también existen trabajos que son específicamente dañinos para el bienestar de  las personas, como el trabajo forzoso  y explotador, el infantil o el tráfico de personas  que va directamente en detrimento de los Derechos Humanos.

Ahora bien, es importante mencionar que existe un componente de sostenibilidad que  es ineludible cuando se habla del tema, dentro del marco del desarrollo humano. Un trabajo al servicio del desarrollo humano debe ser sostenible, no solo en el tiempo para proporcionar estabilidad  al trabajador, sino  también debe ser sostenible en relación a que las actividades realizadas no dañen el ambiente y o limiten  el bienestar de futuras generaciones.

-¿Cuál es el valor que se le otorga al trabajo de cuidados no remunerado en el informe 2015?

El trabajo de cuidado por lo general es  excluido de las estadísticas en muchos países, por ende, su aporte a la comunidad y a la economía está invisibilizado.  El informe llama la atención de su importancia en cuanto al aporte a la sociedad, también plantea las desigualdades de género que esto implica.

En el primer caso, el informe menciona que las actividades domésticas, como por ejemplo: limpiar la casa, preparar comida, cuidar de niños y familiares, son importantes en general para el bienestar humano y es necesario cuantificar ese aporte. Lastimosamente, hay pocos países que han tratado de hacer esta medición y las cifras son verdaderamente relevantes. El trabajo remunerado representa en algunos países entre un 20% y un 40% del PIB.

Por otro lado, el informe resalta que son las mujeres las que tienen la mayor carga del trabajo no remunerado, lo cual tiene implicaciones para su desarrollo, pues al ser las únicas que atienden este tipo de trabajo –en su mayoría-,  se ven limitadas en otras capacidades, o ven limitadas sus oportunidades de estudiar, de tener un trabajo remunerado y por lo consiguiente tener mayor independencia, mayor seguridad, etcétera.

-¿Cuáles son los principales desafíos que amenazan con debilitar o romper el vínculo positivo entre el trabajo y el desarrollo humano?

Enfrentar acertadamente los cambios que traen consigo la globalización y la revolución digital,  las cuales se presentan como un arma de doble filo, así como pueden crear oportunidades también puede  ampliar brechas de desigualdad.

Un ejemplo claro vinculado a la globalización es el boom de las maquilas en los países menos desarrollados. En el caso de Guatemala, se puede observar que si bien se han creado una serie de empleos, al evaluarse la calidad de los mismos vemos que no necesariamente a mayor número de empleos hay mayor bienestar para las personas.

-En un mundo en plena evolución, la mejora del desarrollo humano a través del trabajo exige intervenciones estratégicas, ¿cuáles son los elementos de política pública más esénciales para la creación de vínculos positivos entre trabajo y el desarrollo humano que propone el informe?

La propuesta del informe se ubica en tres grandes dimensiones: la primera, en relación a la creación de más oportunidades de trabajo para ampliar las oportunidades de las personas. ¿Qué quiere decir esto? que no solo es necesario crear más puestos de trabajo, sino que es necesario crear una mayor diversidad en los tipos de trabajo, porque dentro del enfoque del desarrollo humano tiene mucho peso la capacidad que puedan tener las personas de  elegir lo que ellos quieren ser y hacer en su vida. Entonces no se puede concebir que todos los trabajos que se ofrezcan estén sectorizados. Se trata de crear más puestos de trabajo, pero que también exista una mayor diversificación de los mismos,  para dar más oportunidades en base a lo que las personas consideran valioso en su vida.

Por otro lado, el empleo debe garantizar bienestar a los trabajadores. Esto pasa por ofrecer salarios dignos, garantizar la seguridad de las personas y brindar oportunidades que le permitan expandir su creatividad.

Además, el informe también propone la realización de acciones específicas orientadas a disminuir las disparidades de género en el trabajo. Cuando vemos el panorama global y general, los ingresos promedio de las mujeres siempre son menores que el de los hombres.

Si bien las mujeres desempeñamos la mayor parte del trabajo mundial, nos encontramos en situación de desventaja en el mundo laboral, tanto en lo que respecta al trabajo remunerado como al no remunerado, ¿qué tipo de intervenciones propone el Informe  para la creación de condiciones que contribuyan a disminuir las desigualdades de género en el trabajo?

En efecto, las mujeres se encuentran en desventaja en el ámbito del trabajo tanto remunerado como no remunerado. ¿A qué se debe esto? básicamente a roles asignados históricamente, valores locales, tradiciones sociales, el machismo, una cultura patriarcal en la cual se ha relegado a la mujer a un segundo plano, no solo en el ámbito del trabajo sino en distintos ámbitos de la vida.

El informe plantea que se realicen acciones enfocadas a disminuir esas desigualdades.  Por ejemplo, el tema de la licencia parental, en el sentido que esto puede en algún momento equilibrar las responsabilidades dentro del hogar con respecto a los hijos. También  se propone la creación de puestos de trabajo flexibles, que ayuden a las mujeres a compatibilizar esa parte del cuidado del hogar con un empleo formal, un empleo remunerado. Así como mejorar y equiparar los ingresos entre hombres y mujeres; y que ambos gocen de las mismas oportunidades.

Por otro lado, se recomienda la implementación de políticas selectivas, que promuevan la educación y el acceso de las mujeres a ciertas áreas productivas.   Un tema  importante es la atención de la calidad del empleo de las mujeres, en cuanto a la prevención del acoso y de la violencia en el trabajo.

-¿Cuál es el panorama general de avance de Desarrollo Humano a nivel global? ¿Qué lugar ocupa Guatemala en el Rankin Global de Desarrollo Humano?

El país está en el puesto 128 de 188 países, seguimos siendo un país con IDH medio, sin embargo al interno del país hay que recordar que vivimos con desigualdades muy grandes, hay poblaciones que viven como en un país de IDH alto mientras otras lo hacen en condiciones de sobrevivencia sólo comparables con países de África subsahariana. Datos recientes del INE evidencian que no hemos avanzado en mejorar las condiciones de la gente… pero eso queda para el Informe Nacional, que sale también este año.

A nivel global se han hecho avances importantes en desarrollo humano. No obstante, aún hay muchos retos por superar para mejorar el bienestar de las personas.  Hay temas críticos aún no resueltos como el hambre crónica, 795 millones de personas padecen de hambre en el mundo, 148 millones de niños trabajan en vez de estudiar. Estas cifras nos demuestran que hay fuertes desafíos para alcanzar el pleno desarrollo de las personas.

 

 

*Entrevista a Luis E. Velásquez, transcrita y editada de la versión original realizada por Diana Reyes, en el programa de radio Hoy con la ONU, en W Radio 107.3

 

ACERCA DE ESTE INFORME: El Informe sobre Desarrollo Humano es una publicación editorial independiente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Para descargar el Informe sobre Desarrollo Humano de 2015 junto con otros materiales de referencia sobre sus índices e informaciones regionales específicas, visite: http://hdr.undp.org.

El PNUD forja alianzas con todos los niveles de la sociedad para ayudar a construir naciones que puedan resistir las crisis; promueve y sostiene un tipo de crecimiento que mejora la calidad de vida de todos. Presentes sobre el terreno en 177 países y territorios, ofrecemos una perspectiva global y un conocimiento local al servicio de las personas y las naciones.