Informe nacional de
desarrollo humano

Guatemala

Logo PNUD

Noticias

Se precisa de círculos virtuosos entre política, economía y desarrollo humano para ir más allá de la conflictividad, hacia un país democrático e incluyente

Comunicado.

El Informe Nacional de Desarrollo Humano 2015/2016, insta a entender y atender los conflictos de manera integral, para canalizarlos como oportunidad de construcción de una democracia fuerte, base política del bienestar común.

Guatemala, 6 de octubre de 2016 – Las manifestaciones y demandas colectivas en Guatemala no deben ser comprendidas únicamente como conflictividad social, sino como resultado de procesos políticos y económicos que han resultado en desigualdad, exclusión y severas limitaciones al desarrollo humano para grandes porciones de la población. El Informe Nacional de Desarrollo Humano (INDH) 2015/2016, presentado hoy, llama a emprender diversas acciones para profundizar la democratización del Estado y a buscar un modelo incluyente de desarrollo, en armonía con la diversidad humana y el planeta.

El Informe, “Más allá del conflicto, luchas por el bienestar”, analiza los resultados de las políticas públicas y el modelo económico implementados en Guatemala a partir del proceso de democratización, en los ochenta, y estudia cómo esos resultados están conectados con las demandas de la población, para entenderlas más allá del concepto de “conflictividad social”.

“Guatemala puede retomar la ruta de la democratización, fortalecer las instituciones del Estado, garantizar el derecho de participación y establecer canales que faciliten la resolución transparente, pronta y justa de las disputas sociales. Puede además generar círculos virtuosos entre política, economía y desarrollo humano para generar mayor bienestar para todas y todos los guatemaltecos”, enfatizó Igor Garafulic, director del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Guatemala.

El INDH sostiene que el proceso de democratización en Guatemala, a partir de la Constitución de 1985 y el fin del conflicto armado interno en 1996, ofreció condiciones para una agenda de país con mayor equidad y justicia. En particular, los Acuerdos de Paz plantearon una ambiciosa ruta para lograr mejoras sustantivas en desarrollo humano. Sin embargo, de forma contradictoria, se implementaron políticas para reducir o privatizar funciones del Estado, lo que debilitó su capacidad para cumplir con los compromisos. De esa cuenta, el impulso a favor del desarrollo resultó insuficiente. El índice de desarrollo humano mejoró a una tasa anual promedio de 2.3 por ciento entre 2000 y 2006, pero de 2006 a 2014 esa tasa se redujo a menos de 0.3 por ciento, con estancamientos de las mejoras en salud y los ingresos promedio de la población.

El Informe apunta que diversos procesos des-democratizadores han continuado la degradación de la función pública y el debilitamiento del Estado, dejándolo vulnerable a la corrupción, cooptación, influencias sectoriales y mercantilización de las funciones estatales no privatizadas. Con capacidades limitadas, el Estado ha dado una respuesta débil a las demandas colectivas, con instancias de negociación sin vinculación y sin respeto de mecanismos comunitarios.

En ese contexto, durante las últimas décadas se ha impulsado en el país un modelo económico que no ha resultado en avances sustantivos para el desarrollo humano. Por ejemplo, Guatemala es el país con la mejor estabilidad económica en Latinoamérica, pero a la vez registra a 6 de cada 10 personas viviendo en pobreza y un 76 por ciento de la población no cuenta con ingresos para cubrir una canasta básica de bienes y servicios para el hogar. Los índices de pobreza han regresado a niveles similares a los previos a 1990 y la clase media se redujo de un 26 por ciento en 2006 a un 21 por ciento en 2014.

“Los enfoques actuales de desarrollo, reflejados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), sostienen la preocupación por encontrar un equilibrio entre la actividad humana y el cuidado del ambiente, así como en la conversión real de esa actividad humana en mejoras en la calidad de vida para la mayoría. Este Informe busca contribuir al diálogo nacional por medio de la comprensión de nuestra historia y sus contextos, para resolver las profundas desigualdades que persisten en Guatemala y avanzar hacia un desarrollo incluyente y sostenible”, manifestó Gustavo Arriola, coordinador del INDH 2015/2016.

El Informe advierte que a partir de los Acuerdos de Paz se han registrado progresivamente contiendas relacionadas con exclusiones históricas y la falta de prestación de servicios públicos, pero también con disputas por el uso del agua, condiciones laborales y demandas de tierra para la economía campesina. A diciembre de 2015 se han registrado 1,476 casos de conflictos agrarios en proceso en el país, principalmente en Petén, Huehuetenango, Quiché y Alta Verapaz.

A esto se suma el surgimiento de conflictos asociados al uso de los bienes naturales y los impactos sociales y ambientales de proyectos energéticos y extractivos, sobre los cuales generalmente hay información pública limitada para las comunidades afectadas. La falta de diálogo pertinente, La ausencia de reconocimiento y legislación sobre los derechos de consulta comunitaria generan malestar para las comunidades e incertidumbre para las empresas, además de reducir las oportunidades de planificación y control para las autoridades locales y nacionales.

El INDH 2015/2016 recomienda iniciativas que promuevan un debate integrado sobre qué tipo de desarrollo puede impulsarse en Guatemala, que sea compatible con los principios de desarrollo humano y en armonía con el planeta y la diversidad humana. Para llegar a equilibrios sobre la solución justa a los conflictos, declara el Informe, es preciso concebir políticas y acciones públicas encaminadas a fortalecer la capacidad de planificación y gestión de los territorios,  sobre la base del respeto a los derechos de las personas y bajo criterios de sostenibilidad, en búsqueda de que la prosperidad sea compartida por todas y todos.

#IDHgt2016

***

Recursos – Descarga nuevo informe:  INDH 2015/2016  | Revive lanzamiento: Ver video |Fotos: Lanzamiento INDH 2015/2016: Más allá del conflicto, luchas por el bienestar

ACERCA DE ESTE INFORME:  El Informe Nacional de Desarrollo Humano para Guatemala es una publicación con independencia editorial del PNUD. Este informe se ha realizado con el apoyo financiero de la Embajada de Suecia. Para su elaboración  se llevaron a cabo más de 50 entrevistas con actores clave, una encuesta sobre desarrollo humano, estudios temáticos con expertos y talleres consultivos con más de 75 actores vinculados a las temáticas abordadas.

Este es el Informe número once publicado por la Oficina del Informe Nacional de Desarrollo Humano del PNUD en Guatemala, fue lanzado el 6 de octubre de 2016, junto a altas autoridades de gobierno, cuerpo diplomático, cooperación internacional,  representantes de universidades, organizaciones de  sociedad civil y público en general.

ACERCA DEL PNUD: A través de una red mundial presente en aproximadamente 170 países, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo conecta conocimientos, experiencias y los recursos necesarios para contribuir a la ampliación de capacidades y oportunidades de los países y las personas. El PNUD acompaña a Guatemala en su estrategia de desarrollo y contribuye a la creación de mecanismos que empoderen a los diversos actores para potenciar el desarrollo humano sostenible.

 

Información de contacto

CONTACTO:

Guatemala | Liz Marroquín, liz.marroquin@undp.org