Informe nacional de
desarrollo humano

Guatemala

Logo PNUD

Blogs

Guatemala: 3 millones de personas viven en pobreza extrema

Los niveles de pobreza y desigualdad en el país evidencian que el modelo de desarrollo adoptado no ha sido efectivo para promover el bienestar de la mayoría de la población

Luis Ernesto Velásquez
octubre 18, 2017

El día 17 de octubre ha sido declarado por Naciones Unidas como el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. El tema de conmemoración de este año llama a recordar “la importancia de la dignidad, de la solidaridad, y de escuchar a las personas más desfavorecidas”. En el caso de Guatemala, esta fecha nos da la pauta para reflexionar sobre los grandes retos que afronta el país en materia de desarrollo humano, así como a pensar en las acciones que se deben tomar para romper con el circulo vicioso de la pobreza y la desigualdad.

Según el Informe Regional de Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe 2016, durante el período de 2002 a 2013 el porcentaje de personas en condición de pobreza medida por ingresos disminuyó en la región, pasando de 42% a 24%; esto implica que aproximadamente 72 millones de personas mejoraron sus condiciones de vida. Los logros alcanzados se han dado no solo en la dimensión económica, sino también en otras dimensiones tales como el acceso a servicios básicos en salud y educación. A pesar de los avances observados, las mejoras en las condiciones de vida han sido desiguales entre los países de la región. En este contexto, Guatemala ha sido el único país que reportó un aumento en la pobreza durante el período evaluado (7%).

 

Cambio en la incidencia de la pobreza por ingresos (menos de 4 dólares por día) (en puntos porcentuales y en millones de personas) en América Latina, 2003-2013.

Grafica 2

 

El índice de desarrollo humano para Guatemala, que mide los avances en salud, educación y acceso a recursos económicos, muestra un deterioro de las condiciones de vida de las personas entre 2006 y 2014, principalmente en su dimensión económica. Esto también se refleja en otro tipo de mediciones. Entendiendo la pobreza como un fenómeno multidimensional de privaciones en las capacidades humanas, el índice de pobreza multidimensional revela que el 67% de la población guatemalteca sufre carencias que vulneran su bienestar.

Los niveles de pobreza y desigualdad en el país evidencian que el modelo de desarrollo adoptado no ha sido efectivo para promover el bienestar de la mayoría de la población. Durante los últimos años, la economía del país ha crecido de manera moderada y sostenida, a pesar de lo cual la pobreza ha aumentado. Esto permite decir que el modelo ha dado prioridad a la dimensión económica del desarrollo, propiciando concentración de la riqueza en unos pocos, al mismo tiempo que ha debilitado al Estado en su rol de promotor del bienestar de toda la población[1]. En este sentido, para generar cambios sustantivos es indispensable adoptar un nuevo paradigma de desarrollo.

Considerando que el modelo de desarrollo guatemalteco no ha demostrado ser eficiente en promover el bienestar de manera universal, es imperante la búsqueda de consensos que permitan generar cambios sostenidos en el largo plazo. Para avanzar en este proceso es importante considerar que un nuevo modelo debe tener como pilar fundamental la promoción de una sociedad más justa y equitativa, en donde se garantice la capacidad de las personas para decidir sobre su entorno y poder transformarlo.

Para lograr que la población más excluida y marginada mejore sus condiciones de vida, es necesario definir una estrategia clara, y a largo plazo, para la lucha contra la pobreza. En la dimensión económica, deben propiciarse las condiciones para generar más y mejores oportunidades de empleo que permitan a las personas tener un nivel de vida digno. De manera paralela, es importante evaluar los logros alcanzados en tema de la política social; es necesaria la implementación de mejoras inmediatas en la prestación de los servicios públicos de salud y educación, apuntando no solo a mejorar su cobertura, sino también su calidad y pertinencia cultural. Debido a la precariedad en la que vive una buena parte de la población, es importante implementar estrategias de intervención focalizadas que brinden oportunidades a las nuevas generaciones para superar su condición de pobreza.

Por otro lado, en la discusión nacional sobre el tema de la pobreza es importante considerar que el país ha asumido el compromiso de implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible; con ello hace manifiesto su interés por combatir la pobreza y la desigualdad. Esta agenda de desarrollo es un plan para la acción, con una visión transformadora, basada en 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible -ODS- que cuyo fin es erradicar la pobreza en todas sus formas. Los ODS son una ruta para la promoción del desarrollo sostenible, basado en tres dimensiones: el económico, el social y el medioambiental.

Finalmente, en el día Internacional para la Erradicación de la Pobreza hacemos un llamado a la acción. Es necesario evaluar las intervenciones que implementa el Estado para mejorar el bienestar de los aproximadamente 3 millones de guatemaltecos y guatemaltecas que viven en pobreza extrema, es decir que no disponen de los alimentos necesarios para satisfacer sus requerimientos nutricionales mínimos.[2] Al mismo tiempo, para mejorar el bienestar de las personas es necesario construir de manera colectiva, y participativa, un modelo de desarrollo que promueva la equidad y el bienestar para todos.

***

EL BLOG DE DESARROLLO HUMANO es una plataforma de debate y discusión. La Oficina del INDH publica reflexiones que apoyan un diálogo constructivo sobre las opciones políticas  que permitan avanzar en el desarrollo humano de todos y todas, sin que nadie se quede atrás. El contenido de los blogs refleja las opiniones de los respectivos autores y no necesariamente la posición oficial del PNUD.

[1] Ver INDH 2007/2008 sobre el papel de la economía en materia de Desarrollo Humano; INDH2009/2010 sobre la reducción del Estado de bienestar; y el INDH 2015/2016 sobre el sistema económico y exclusión (capítulo 2).

[2] Fuente: Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, 2014. Datos oficiales de pobreza medida por el consumo de los hogares.